Saltar al contenido principal

koluel

El Interior 1947 Debemos luchar olvidando odios partitarios si queremos vivir en la Argentina grande y libre que soñaron nuestros mayores.

Ficha

Título
El Interior 1947 Debemos luchar olvidando odios partitarios si queremos vivir en la Argentina grande y libre que soñaron nuestros mayores.
Descripción
Con la serenidad que siempre nos ha caracterizado y aún cuando no queríamos entrar en el terreno que hoy vamos a analizar; nos vemos obligado a ello, porque es preciso llevar un poco de luz a la conciencia popular sobre los acontecimientos nacionales, que tanto se debaten a diario desde la conversación «comadreril» hasta <las charlas del café».
Los voceros oficiales del gobierno, como el propio Presidente de la Nación, se han referido en los últimos días a la situación nacional, la que, dentro de la grave anormalidad internacional, es lo suficientemente promisoria y feliz, como para que todos los argentinos. y. extranjeros que habitan nuestra patria, puedan vivir confiados y tranquilos
Sin embargo, una. campaña intencionalmente dirigida contra el gobierno, emprendida por una prensa que grita a voz en cuello que «no existe libertad de expresión» y tras de ello espera una cadena de calificativos tan denigrantes como injustos al gobierno y sus principales funcionarios, está tratando de sembrar la confusión en el ánimo del pueblo argentino, para luego sacar partido de ello, y servir generosamente a las empresas y capitales extranjeros que los subvencionan y mantienen. Esa campaña, falaz e insensata es la que nos ha lanzado a este análisis.

LA GOBERNACIÓN MILITAR Y LA OPOSICIÓN SISTEMÁTICA DE CIERTA PRENSA DIRIGIDA.
Desde que por Decreto del Superior Gobierno de la Nación se creara la Gobernación Militar de Comodoro Rivadavia, cierta prensa «titulada independiente ». ha venido realizando una campaña sistemática de oposición sin fundamentos razonables, pero sí en cumplimiento de órdenes y directivas —foráneas en su mayoría—tratando de defender utópicos derechos que jamás existieron en la realidad. No nos explicamos cuales son los móviles que les animan, por cuanto la existencia de la Gobernación Militar, lejos de ser perjudicial para el desenvolvimiento de la zona que abarca, ha contribuido en una medida como jamás se registrara en los anales de la historia patagónica a su progreso y florecimiento.
Los hechos son más eficaces que las palabras y nosotros podemos afirmar que es con hechos que la Gobernación Militar de Comodoro Rivadavia ha justificado su creación y que las palabras con que ciertos articulistas la atacan, carecen de valor y de fundamento alguno.
Se pretende argumentar una abolición de derechos políticos, cuando los que no somos políticos ni hemos vivido de sus mezquindades, sabemos perfectamente que ello es una consecuencia del desplazamiento, que la existencia de la Gobernación Militar, ha motivado de muchos malos funcionarios y «escribidores », que merced a su astucia sacaban buen partido de sus maquinaciones políticas.
Es pués, natural y lógico que se encuentren doloridos y vociferen reclamando derechos, que no dejaron jamás ejercitar libremente y que bajo sus manos, eran fuente inagotable de personales ganancias.
La obra social, altamente patriótica y constructiva que viene realizando la Gobernación Militar, especialmente en los dos últimos años, por la acción inteligente de sus hombres—factor preponderante del éxito—, está a la vista. Comodoro Rivadavia, Sarmiento, Puerto Deseado, Las Heras, Lago Buenos Aires y otros rincones abandonados por los anteriores gobiernos, <de más derechos políticos pero de nulas realizaciones en el campo de los hechos», han visto llegar la ayuda oficial, gracias a la acción serena de los actuales gobernantes, patriotas y desinteresados.
No nos explicamos entonces cuales son las causas que obligan a esa «prensa independiente» a atacar la situación de la Gobernación Militar, que ha traído consigo el progreso, la seguridad y la recuperación de esta rica zona del sur argentino. Estamos contra ella, porque propugna falsos ideales y trata de llevar la confusión al ánimo popular, y estamos seguros de que la clarividencia [de nuestros gobernantes actuales habrá de hacerlos mantener en su firme resolución de sostener la existencia de la
Gobernación Militar, única forma de llevar adelante el progreso de la más afortunada de las zonas de la Patagonia argentina.

LA DEMOCRACIA COMO BASE DEL PANAMERICANISMO
- El discurso pronunciado por el Secretario de Estado norteamericano en la reunión plenaria de Petrópolis, recuerda justamente los pensamientos que animaban la «buena vecindad»
de Franklin Delano Roosevelt: responsabilidad colectiva en la
defensa común; igualdad jurídica de los estados; el individuo y sus libertades como base del común interés americano; lealtad en los principios y en las acciones y fortalecimiento de la solidaridad americana por medio de la cooperación económica. Hay párrafos en este discurso que recuerdan justamente la preocupación atormentada del gran estadista, por el destino del hombre, «En nuestra creencia de igualdad individual se basa nuestra creencia de la igualdad de los estados. Debemos rechazar cualquier usurpación de derechos fundamentales del individuo, con igual determinación con que rechazamos cualquiera ingerencia en los derechos fundamentales de los Estados. Confío, agregó Marshall, en que todos convenimos en que el Estado existe para el hombre y no el hombre para el estado, y que debemos eliminar. cualquier limitación en la libertad de expresión de los hombres de todo el mundo, pues sólo cuando tengamos acceso a los pensamientos de los hombres y a las fuerzas de la opinión pública, libres de coacciones o complicidades, sólo entonces podremos fomentar un interés común general, mientras respetemos al mismo tiempo las tradiciones nacionales ' propias.

ENSEÑANZAS DEL NUEVO PLAN AGRARIO BRITÁNICO


Cobertura
Las Heras
Autoría
El Interior
Fecha
6 September 1947
Editor
El Interior
Fuente
Violeta Martínez. Archivo Histórico Palmiro Pedemonte
Conjuntos de fichas
El Interior

Position: 563 (2 views)